Castillo de Canena

ACEITE DE OLIVA CASTILLO DE CANENA

Uno de los mejores aceites de oliva del mundo


Castillo de Canena es una almazara familiar con una larga tradición olivarera desde 1780. El aceite de oliva virgen extra que elabora esta almazara, toma su nombre de la residencia familiar ubicada en Canena, Jaén.

Leer más
Filtrar

Comprar aceite de oliva Castillo de Canena en Origen Oliva

Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

51 artículos

por página
  1. -5%
    Caja mixta de 7 botellas de Castillo de Canena de 500 ml. Pack.
    Rating:
    0%
    Precio habitual 122,99 € Precio rebajado 116,84 €
    Precio por litro: 33,38 € / 1 l
  2. Castillo de Canena Primero. Aceite de oliva royal, 500 ml
    Rating:
    0%
    22,95 €
    Precio por litro: 45,90 € / 1 l
  3. -25%
    Castillo de Canena Arbequina & Co. Estuche con 4 frascos de 100 ml de aceite de oliva con aceites esenciales.
    Rating:
    0%
    Precio habitual 25,95 € Precio rebajado 19,46 €
    Precio por litro: 48,65 € / 1 l
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

51 artículos

por página

Más sobre los aceites Castillo de Canena

Los aceites de oliva Castillo de Canena acumulan más de 100 premios nacionales e internacionales. Un justo reconocimiento a su excelente calidad y sabor. Poseen unas notas de cata francamente espectaculares siendo ya un clásico entre los grandes aceites de oliva del mundo. Entre sus aceites más premiados destacan extraordinarios caldos de cosechas tempranas, de las variedades Picual, Royal y Arbequina.

La historia detrás de la almazara

La almazara toma su nombre del castillo familiar. Situado en el Valle del Guadalquivir, el castillo familiar de Canena vigila los olivares que darán su fruto para conseguir estos aceites virgen extra de tan extraordinaria calidad.

El Castillo de Canena, construido por los árabes sobre un antiguo asentamiento romano, se convierte en fortaleza de la Orden de Calatrava en la Reconquista hasta que es adquirido en 1538 por D. Francisco de los Cobos, secretario de Carlos V. De esta forma, el Castillo de Canena se transforma en Castillo Palacio, para alojar ocasionalmente al propio Emperador.

En 1931, el Castillo de Canena fue declarado Monumento Nacional, para ser restaurado y conservado por la actual familia propietaria de las fincas y la almazara a la que da nombre. Actualmente el Castillo de Canena está abierto a visitas turísticas para curiosos y amantes del aceite de oliva.

Castillo de Canena