Todo lo que quieres saber sobre el aceite de oliva arbequina

Aceite de oliva arbequina: el oro líquido de un pequeña joya

El aceite de oliva arbequina procede de frutos pequeños, de color rojizo y algo purpúreo, según su punto de maduración. La oliva arbequina es una excelente aceituna de mesa pero también es nos da un aceite delicioso, dulzón y muy apreciado en gastronomía. En los frutos verdes, se puede apreciar un frutado más amargo y picante. De conservación algo más exigente que otras varietales, pues se oxidan mucho más rápido.

Suelen cosecharse más tarde que las aceitunas picual y su cosecha se alarga hasta enero. El rendimiento graso del aceite de oliva arbequina es muy alto, lo que esta varietal sea un muy buen cultivo a pesar del reducido tamaño del fruto. Otro rasgo característico es que el aceite de oliva arbequina suele ser más amarillento que el picual, incluso si es de cosecha temprana.

Historia del aceite de oliva arbequina

La variedad es originaria de Palestina y fue introducida en España por el Duque de Medinaceli, barón de Arbeca. El Duque residía en esta población catalana y de ahí ha tomado el nombre esta variedad. Aunque se cultiva en todo el mundo, el cultivo de la arbequina está realmente extendido en Catalunya y Aragón.

Debido a la historia del aceite de oliva arbequina, Castillo de Canena lanzó un irresistible coupage de esta variedad y lo llamó Duquesa de Medinaceli, contando con el escudo de armas de esta casa.

Recetas y maridajes con aceite de oliva arbequina

El aceite de oliva arbequina tiene un sabor generalmente suave por lo que es ideal para potenciar otros sabores sin quitarles protagonismo.

  • Salsas crudas: especialmente en el alioli pero el aceite de oliva arbequina también tiene mucho que decir en vinagretas, a las que aportará frescor y un sutil contrapunto.
  • Repostería: sobresale en recetas dulces como flanes, budines o en esta deliciosa receta de roscón de reyes que os propusimos a principios de mes.
  • Chocolate: en las Garrigues, la comarca a la que pertenece la población de Arbeca, una merienda muy común es pan con aceite y chocolate. ¡Una auténtica golosina gourmet!

Pan y chocolate, maridaje ideal del aceite de oliva arebquina

Nuestros aceites de oliva arbequina

¿Quieres descubrir el mejor aceite de oliva arbequina? No lo dudes, pásate por nuestra sección dedicada a esta deliciosa oliva que tenazmente nos demuestra que el tamaño no importa… ¡pero el sabor sí!

1 comentario en “Aceite de oliva arbequina: el oro líquido de un pequeña joya

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + veinte =