¿Quieres convertirte en un experto catador de aceite de oliva?

Si eres aficionado al buen aceite de oliva y te gusta descubrir diferentes variedades, el siguiente artículo te ayudará a entender en qué consiste una cata. Lee atentamente, a continuación te daremos algunos trucos para que puedas expresar tu opinión como si fueras un experto.

La cata se lleva a cabo para evaluar las propiedades sensoriales del aceite de oliva, ya que no es posible saber de forma absoluta la calidad del producto únicamente por su análisis químico. Catar es probar con atención un producto, someterlo a los sentidos, sobre todo al olfato y el gusto, y tratar de conocerlo identificando sus posibles defectos o virtudes, con el fin de expresarlos.

La figura responsable de la cata es el catador, es la persona con los conocimientos, entrenamiento y experiencia necesarios para evaluar un producto alimentario desde el punto de vista sensorial y lo más objetivamente posible. Como ser humano puede equivocarse, y aun no equivocándose, siempre ofrecerá un juicio subjetivo sobre aquello que está evaluando. Por eso, el proceso de análisis sensorial de un aceite de oliva no lo realiza una sola persona sino varias.

Debido a la opinión subjetiva que ofrece una única persona se creó el panel de cata. Se trata de un instrumento objetivo de control formado con elementos subjetivos, ya que los análisis sensoriales son realizados por personas. Se basa en ensayos organizados bajo condiciones controladas por un grupo de entre 8 y 12 catadores entrenados de acuerdo con técnicas sensoriales previamente establecidas y tiene como fin sustituir un juicio individual por un criterio medio.

Bien, ahora que ya conoces los elementos principales, vamos a describir los atributos que se utiliza a la hora de evaluar un aceite de oliva:

Atributos Positivos

  • Frutado: El atributo frutado se considera verde cuando las sensaciones olfativas recuerdan las de los frutos verdes, características del aceite procedente de frutos verdes. El atributo frutado se considera maduro cuando las sensaciones olfativas recuerdan las de los frutos maduros, características del aceite procedente de frutos verdes y maduros.
  • Amargo: Sabor característico del aceite obtenido de aceitunas verdes o en envero.
  • Picante: Sensación táctil de picor, característica de los aceites obtenidos al comienzo de la campaña, principalmente de aceitunas todavía verdes. Especialmente percibido en la garganta.

Atributos Negativos

  • Atrojado/ Borras: Propio del aceite obtenido de aceitunas amontonadas o almacenadas en tales condiciones que han sufrido un avanzado grado de fermentación.
  • Moho-humedad: Sabor característico del aceite obtenido de frutos en los que se han desarrollado abundantes hongos y levaduras a causa de haber permanecido amontonados y con humedad varios días.
  • Avinado-avinagrado/ácido-agrio: Aceites que recuerdan al vino o vinagre.
  • Metálico: Sabor que recuerda a los metales. Se da en aceites que han permanecido en contacto, durante tiempo prolongado, con superficies metálicas, durante los procesos de molienda, batido, prensado o almacenamiento.
  • Rancio: Característico en aceites que han sufrido un proceso oxidativo.

Existe una gran variedad de aceites de oliva virgen extra, lo que supone para tu paladar muchos matices que descubrir ¡A qué esperas! , organiza tu propia cata en casa, invita algunos amigos y pon en práctica estos consejos.

¡No te pierdas la video cata de hoy!

Pep Ribas, director y catador de Origen Oliva junto con la directora de Castillo de Canena, Rosa Vañó, opinan sobre el aceite de oliva virgen extra Reserva Familiar Picual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × tres =